A Lorena & Boro los conocí en una boda de unos amigos suyos en Valencia, que a la vez, también les hice las fotos de embarazo (todo queda en casa) y claro… Cuando una historia empieza así no puede acabar mal nunca.

Es una pareja que con solo verlos ya transmiten muy buen rollo. Estuvieron toda la sesión de fotos riendo sin parar y disfrutando de la nueva experiencia que era para ellos “posar” delante de una cámara. He de decir que Boro no venía muy convencido a la hora de ponerse delante de la cámara y acabó pasándoselo de vicio jajaja.

Bueno, como siempre, espero que cuando Salva crezca y vea las fotos de sus padres, sienta toda esa ilusión que ellos tienen ahora.

Nota para Salva: Tus padres son muy grandes!! 😉

Leave A

Comment