Trabajar como fotógrafo de bodas me encanta, pero cuando ademas puedes hacerlo acompañado de un amigo y mejor profesional como es Jose Maria Duarte, es una experiencia increíble, divertida y muy didáctica Jajajaja.  Y es que en la boda de Irene & Antonio no se nos escapo ni un solo detalle.

Irene es un encanto de mujer que no puso ni una sola objeción a las locuras que se nos iban ocurriendo y eso se agradece muchísimo y Antonio nos desvelo una parte de el que no conocíamos y es una pasada. Cuando llego el baile nos dimos cuenta que llevaba dentro un Showman jajajaja

Muchas gracias chicos por dejarme formar parte de una boda tan divertida y emotiva a la vez y muchas gracias Jose Maria Duarte por confiar de nuevo en mi, quererme y tratarme tan bien.

©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls

©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls

Leave A

Comment