Hay bodas en las que solo por como se miran los novios se puede ver por que se pasan todos esos nervios previos a el gran día. No es solo por los preparativos, las invitaciones, etc… el motivo real es por que hay una historia de amor que llega a su momento álgido el día de la boda. Vanessa y Ricardo me demostraron que se quieren de una manera muy especial, mirándolos durante todo el día daba gusto ver las miradas tan cómplices que tenían y eso se ve reflejado en las fotos que pude tomar.

Gracias chicos por dejarme ser testigo de vuestra historia de amor.

©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls ©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls

©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls

©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls

©MiguelValls©MiguelValls

©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls©MiguelValls

 

Leave A

Comment